email

3 tips para diseñar emails basados en reglas de comportamiento

El manejo de datos ha sido una de las máximas prioridades de los marketeros en los últimos tiempos. Sin embargo, al día de hoy sólo los más inteligentes han podido sacarle el jugo y han podido por ende encontrar nuevas maneras de incorporar los datos obtenidos de comportamiento a sus programas y campañas.

El contenido dinámico también ha sido un elemento básico a la hora de armar cualquier campaña de email marketing. Y hoy en día podemos aprovecharlo al máximo a través de plataformas de marketing automation más sofisticadas. Las mismas nos permiten personalizar nuestros correos electrónicos utilizando datos implícitos y explícitos que se centren en los intereses, gustos, tiempos y comportamientos de cada usuario individual.

De esta manera, podríamos dejar de pensar en los clásicos conceptos de header, body y footer y comenzar a diseñar correos electrónicos que exploten al máximo la personalización y que comuniquen información relevante para cada usuario.

A continuación, comparto tres ideas que nos brindarán grandes resultados:

1) Ampliar las fuentes de datos

Si queremos comunicar mensajes relevantes y que se ajusten a los intereses de cada usuario, lo primero que tenemos que hacer es capturar las interacciones que haga en cada uno en los canales que utiliza. Para ello debemos tener una base de datos única y centralizada, que se vaya alimentando con las acciones de cada persona. Y para conseguir esto, además de ver cómo reaccionan con cada uno de nuestros comunicados, podríamos hacer preguntas que nos vayan brindando la información que necesitamos.

Por ejemplo, a través de una landing page o de un formulario web, o bien sabiendo qué navegan los usuarios y durante cuánto tiempo. Además, teniendo en cuenta que cada vez más gente utiliza smartphones, podemos entregar contenido relevante a partir de la ubicación geográfica o de cómo actúan con las aplicaciones móviles.

2) Combinar reglas

Una excelente manera de aprovechar la información que vamos obteniendo a partir de cada una de nuestras interacciones es asociarla con otro tipo de datos con el fin de crear reglas basadas en las diferentes acciones. Por ejemplo, disparar un mensaje en particular haciendo la siguiente regla: “Si X vio el vídeo 1, ya es una oportunidad de ventas calificada y trabaja en la industria Y, entregarle la pieza de contenido Z”.

El objetivo final de estas reglas es entregar contenidos relevantes que vayan moviendo a los clientes potenciales por las distintas etapas de embudo. Tenemos que tener en cuenta que hoy en día los tiempos cambiaron y que son los clientes los que tienen el total poder de decisión y compra.

Nosotros como marketeros debemos adaptaron a sus tiempos y para ello lo mejor es generar contenidos que se ajusten a las diferentes etapas. Este tipo de campañas de lead nurturing no sólo nos servirá para estar en el top of mind de cada usuario, sino también para ir viendo cómo reacciona cada persona y, mejor aún, para ir incrementando la información que tengamos de cada una.

3) Realizar cambios incrementales

Si la idea que tenemos de la personalización en la actualidad es simplemente “Hola %% NOMBRE %%,”, es el momento de dar un paso más allá y comenzar a considerar cuestiones más importantes como compras anteriores o género. Pensemos entonces en estrategias multichannels que crucen datos y que entreguen contenidos relevantes que se hayan adquirido de cada canal.

En lugar de intentar añadir cinco piezas de contenido dinámico para cada template, podríamos incluir sólo una o dos por trimestre con el objetivo de llegar a fin de año habiendo dado un salto más que importante en cuestiones de relevancia.

No pierdas contacto.

Recibe contenidos como éste, webinars gratuitos y más en tu inbox.

Deja un comentario

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>